miércoles, 21 de enero de 2009

Carta al director

Carta aparecida en publico.es

Camino
La cruzada de Ratzinger contra el laicismo y la destrucción de la familia se conoce en el mundo católico como Camino. Este itinerario evangelizador surge de la relación entre el actual Papa y Kiko Argüello, representante de la moral más ultraconservadora de la Iglesia neocatecumenal. Las bases de esta guerra santa contra el ateísmo rampante son conocidas como los Kikos. Su lema, “Salvar a la familia”, les induce a mostrarse beligerantes contra los Gobiernos infieles como el nuestro, que propician su aniquilación a base de leyes impías e incluso sodomitas. Para mí, lo más inquietante de esta gente es su percepción de la libertad de los demás como una amenaza personal.
Entendería que quisieran implantar su modelo familiar disuadiéndonos de nuestro libertinaje con su ejemplo, pero su vocación evangelizadora va más allá. Están dispuestos a convertirnos a cristazos, a conducirnos por un único camino a la salvación que nos ofrece su único dios. Son intolerantes hiperactivos contra cualquier otro tipo de familia que no sea la numerosa y movilizada que ellos representan. Personalmente, les agradezco su interés por mostrarme el camino que conduce a su cielo. Pero ya me disculparán si elijo otro sendero queme permita hacer el recorrido respirando bocanadas de libre albedrío.
Ana Cuevas / Zaragoza