lunes, 7 de junio de 2010

La crisis que pagamos entre todos, por "solidaridad"

-Strauss-Kahn, director del FMI, alentador de una “reforma laboral que elimine rigideces”, cobra 420.000€ netos anuales, el equivalente a 25 años de salario de un cartero. Defiende el aumento de la edad de jubilación y rebaja de las pensiones, pero él tendrá una de 210.000€ anuales con sólo dos años de cotización.

-Trichet, presidente del BCE, partidario de subir los salarios menos que la inflación, se subió en 2009 un 2,5% el suyo, cuando la inflación fue sólo del 0,9%.

-Fernández Ordóñez, presidente del Banco de España, partidario del aumento de la edad de jubilación, de la reforma laboral y de la reducción del gasto público mantiene en secreto sus retribuciones¡ !Y le pagan un fondo de pensiones aparte, todo con dinero público!

-Los 2.000 millones gastados en la campaña de Afganistán darían para pagar 62.000 profesores de la pública.

-Durante 2008, Francisco González, Presidente del BBVA cobró 5.340.000 €, el equivalente a 250 años del sueldo de una comadrona de la sanidad pública.

-17.590 millones de euros son los beneficios obtenidos por los cinco grandes de la banca española. Esto equivale a un millón y medio de barrenderos y a casi un millón de años de trabajo de un científico del CSIC.

-Con la reducción del salario de todos los empleados públicos del país (funcionarios, estatutarios y contratados laborales) se va a ahorrar sólo 3.000 millones de euros, es decir, la sexta parte de esos beneficios de la banca.

-Medio millón de familias en España son pobres. Para que les llegara un 85% del Salario Mínimo Interprofesional, sólo se necesitarían 2.265 millones de euros, mientras que el Gobierno creó el FROB, en auxilio de bancos y cajas gastando inicialmente 9.600 millones.

-María Dolores de Cospedal, cobra 230.000 euros como política, es decir, como 6 oncólogos o cardiólogos de la pública, pero, claro su función es más útil.

-GESTHA1 informa de que en 2005 (último año en que el M. de Economía y Hacienda publicó datos) hubo 88.617 millones de euros de fraude tributario y a la Seguridad Social. Con ese dinero se acabaría el déficit de gasto público social de las comunidades autónomas y sobraría dinero.

-Defraudan más las rentas superiores: según GESTHA, los empresarios declaran menos de 6.346 euros, es decir, menos que los asalariados. Smos el único país donde los empresarios declaran menos que los trabajadores: las SICAV (las sociedades de los ricos) tributan sólo el 1%, mientras que un empleado público modesto paga un 15%.

-El importe del eliminado impuesto de patrimonio (1400 millones) es exactamente el coste de la dependencia en las comunidades autónomas.

-España es uno de los países de la OCDE (junto con EEUU) que más gasta en policía y seguridad. Los países que gastan menos en policía y seguridad, tienen menos desigualdades. Si la desigualdad aumenta, lo hace también el gasto necesario para mantener el orden establecido. Y hay mucho orden que proteger en España.