sábado, 12 de junio de 2010

Inquietantes empresarios

Así actúa el presidente de la CEOE:

Díaz Ferrán vende Viajes Marsans por 600 millones a un "inquietante" empresario


Tras adquirir una empresa vinculada a la Gürtel, Ángel del Cabo, el nuevo dueño de la red de agencias, planea vender activos y reducir el tamaño de la compañía. El empresario, que carece de experiencia en el sector turístico, ha pagado 600 millones por la ‘perla’ del grupo Marsans.
NUEVATRIBUNA.ES/L.M.- 10.06.2010

El jefe de la patronal, Gerardo Díaz Ferrán, y su socio Gonzalo Pascual vendieron ayer Viajes Marsans por 600 millones a Ángel del Cabo, un empresario especializado en adquirir empresas en quiebra, sin ninguna experiencia en el sector turístico y a quien algunos acusan de vaciar a estas empresas de sus mejores activos, desentenderse después de su gestión y abandonarlas, finalmente, dejando un reguero de pérdidas.

UGT fue muy clara al hablar de una venta que finiquita el largo proceso de descomposición vivido en el seno del imperio de Díaz Ferrán, presidente también de CEOE, la confederación empresarial española. El sindicato explicó que teme que Ángel del Cabo, el nuevo dueño de Viajes Marsans, sea un intermediario para que el cierre de la compañía “no salpique a los señores Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz Ferrán”.

Así, Ferrán y Pascual han vendido el cien por cien del grupo a la sociedad Posibilitum Business, del empresario Ángel del Cabo, por 600 millones de euros, incluidos los pasivos adeudados por las sociedades adquiridas, informaron las partes.

Posibilitum ha adquirido la empresa Viajes Marsans y participaciones totales o parciales en más de 50 sociedades del sector turístico, entre ellas la hotelera Hostetur y la compañía de servicios aeroportuarios Newco.

Según estas fuentes, el nuevo propietario venderá activos, redimensionará la compañía y realizará un ajuste de costes y recursos para que la empresa vuelva a ser rentable en el menor tiempo posible.

En cuanto al comprador, de momento el misterio rodea la figura de Ángel del Cabo, aunque los datos aparecidos han llenado de temor a los representantes de los trabajadores. Del Cabo ha comprado Viajes Marsans después de llevar a cabo otras operaciones muy sonadas que han sentado un peligroso precedente, según estas fuentes.

El mayor golpe de Del Cabo hasta la fecha ha sido la compra de Teconsa, una empresa vinculada al Caso Gürtel, y que actualmente está en concurso de acreedores. Es más, según sus administradores concursales, Teconsa está “abocada a la quiebra”, en contra de lo afirmado por Gabriel Segura, mano derecha de Del Cabo, quien reafirmó su intención de convertirla en una empresa solvente.

Al parecer, Del Cabo y Segura se han especializado en la compra de empresas en apuros. Ambos operan a través de Aszendi, una empresa radicada en Castellón bajo su control, al igual que la también levantina Nuevas Formas y Diseño (NFD), adquirida hace un par de años.

DE GÜRTEL A GADAFI

A través de NFD, los nuevos dueños de Marsans compraron el año pasado la inmobiliaria Azagra, una histórica de la construcción sevillana que atravesaba una grave situación económica. Del Cabo y Segura se presentaron entonces como los salvadores de Azagra. Incluso llegaron a presumir de un proyecto supuestamente pactado con el presidente libio Gadafi, para construir 4.000 viviendas y todo un complejo comercial y turístico que, hasta el momento, ha quedado nada.

Fuentes consultadas van más allá hasta el punto de tildar de “tiburones” a los nuevos dueños del imperio del jefe patronal. “Se quedan con las empresas; venden sus mejores activos y luego las liquidan”, aseguran.

Del Cabo se ha hecho finalmente con Viajes Marsans después de que otro empresario, Josep Xicola, fuera detenido por la policía cuando se dirigía a Madrid a firmar la compraventa de la misma operación, acusado de estafa. Xicola llegó incluso a firmar un contrato con la compañía presidida por Díaz Ferrán y Pascual a través del cual se comprometía a avalar la deuda del grupo.

Según la policía, Xicola se había especializado también en la compra de empresas en dificultades. Luego, presuntamente se dedicaba a dejar impagadas las deudas contraídas por estas empresas, sirviéndose a su vez de una trama empresarial, aseguran en estas fuentes. El empresario llevaba un gran nivel de vida, aunque tenía siempre la precaución de poner a nombre de las empresas algunas de sus posesiones, entre ellas coches de alta gama alta que conducía, añaden.

UGT DUDA DEL ‘INQUIETANTE’ EMPRESARIO

Para UGT, es “inquietante” la total ausencia de referencias de la entidad compradora, definida, según un comunicado de grupo Marsans como un “vehículo societario vinculado a un grupo especializado en la adquisición y gestión de empresas en dificultades”.

Según UGT, este “vehículo societario” no tiene ninguna experiencia en el sector turístico, afirmó el sindicato que reprochó a Pascual y Díaz Ferrán la total ausencia de información del proceso de venta al comité intercentros, al tiempo que pidió al nuevo dueño que presente un plan de viabilidad.

“Esta venta cierra, al menos, la fase de prolongada incertidumbre que han sufrido los trabajadores ante el inminente cierre de la compañía. Pero nada más”, afirmó UGT.

Ángel del Cabo figura en el Registro Mercantil como apoderado a administrador único de 19 sociedades, muchas de ellas adquiridas cuando se encontraban al borde de la liquidación.

Extraído de:
http://www.nuevatribuna.es/noticia.asp?ref=36159